SEGUROS DE LOS BANCOS

Existe mucha controversia en los seguros de los bancos debido a que el panorama hipotecario que nos encontramos, con tipos de interés a la baja, la rentabilidad que las entidades financieras sacan de las hipotecas es mínima, ¿qué ocurre con esto? les obliga a obtener una ganancia con los productos derivados de la misma.

Antes de entrar en las ventajas o desventajas que esto conlleva procederemos a detallar que seguros son los más comunes a la hora de contratar nuestra hipoteca:

  • Seguro de hogar: por ley existe el de incendios, que es de cumplimiento obligatorio, y a mayores contrataremos con la entidad una cobertura mayor para estar más protegidos. El valor de este seguro depende de dos variantes; una el coste de reposición que indica el tasador que hará que el importe aumente o disminuya y por otro lado, el contenido que son los objetos de valor que queremos asegurar de nuestra vivienda.
  • Seguro de vida: nos asegurará en caso de que nos ocurra algo en el futuro. Aquí también dos variantes; la cobertura que quieres contratar (fallecimiento, invalidez permanente, invalidez absoluta) y dos, el importe de préstamo que quieres asegurar así como la edad y el cuestionario que pueden realizarte a la hora de su contratación que lleva a aumentar o disminuir el coste.
  • Seguro de protección de pagos: protege en caso de despido o desempleo durante un número de cuotas, en las cuáles no tendrás que abonar la cuota mensual de la hipoteca a cambio del coste de este seguro. En nuestra opinión este coste está bien utilizado para contratos temporales o indefinidos de poca duración, y no en muchos otros casos.

Existen más tipologías de seguros pero estos tres son los más comunes. Lo que queremos explicar con esto es que conocer el banco y como trabaja los seguros es de vital importancia ya que hace que el coste de tu hipoteca aumente o se reduzca considerablemente. Hay dos maneras de protegerse; una de ellas es elegir una hipoteca no bonificada que nos permitirá no estar atados al banco en caso de que el coste sea excesivo, y otro, saber elegir la entidad que tenga los seguros más económicos ya que le hemos demostrado a nuestros clientes que simplemente con nuestra experiencia y consejo han ahorrado desde 7.000 a 14.000 euros en el coste de su hipoteca.

MERCADO INMOBILIARIO

La preocupación por el mercado inmobilario casi es comparable a la de la elección de la hipoteca, preguntas como ¿es buen momento para comprar?, ¿estoy comprando caro?, ¿subirán los precios del alquiler?. Todo ello nos hace cuestionarnos constantemente si realizamos o no una compraventa, pero en la mayoría de ocasiones no estamos en disposición de elegir ya sea por el momento de tu vida, la situación familiar o cualquier tipo de tema personal.

Nadie y tampoco nosotros tenemos una varita mágica en la cuál saber si lanzarnos o no a la compraventa de un inmueble porque las variantes de cada una de ellas son infinitamente extensas. Lo que sí podemos ofrecer es unos pequeños consejos de como intuir si es acertada tu decisión:

CONSEJOS INMOBILIARIOS

  • Analiza la situación económica: los momentos económicos que atraviesa un país están muy relacionados con el mercado inmobiliario, siendo en los momentos de crisis las mayores oportunidades para invertir o comprar.
  • Analiza el barrio donde quieres comprar: se trata de además de analizar tu ciudad, realizar un estudio más exhaustivo de tu zona para saber si está en auge o cada vez va a menos por las diferentes razones que sean.
  • Observa la evolución de tu tipo de vivienda: no todas las viviendas valen lo mismo, cada vivienda es única y por ello cada casa es diferente. Los grandes expertos dicen que la futura vivienda más rentable será aquella entre 1 o 2 habitaciones ya que nuestra forma de vida está cambiado con tener menos hijos.
  • Oferta de alquiler: también haz una comparativa entre la cuota que te resulta tu hipoteca y el rendimiento de alquiler que puedes obtener con esa vivienda en caso de necesitarlo, porque la vida da muchas vueltas, y el saber que pase lo que pase estás seguro es muy importante.

En definitiva, no se debes tener miedo para comprar pero sí tenemos que ver, estudiar y analizar muchos determinantes para hacerlo.

¿te ha servido de ayuda?

NUEVA LEY HIPOTECARIA

Seguramente has escuchado que ha entrado en vigor la nueva ley hipotecaria pero en muchos casos no sabes en que te afecta o no. Vamos a comentar hoy dos de los cambios más significativos de esta nueva ley.

COMISIONES DE CANCELACIÓN

En la antigua ley fijaba una comisión de cancelación máxima del 0,50% durante los primeros 5 años, y a partir del 5 año, del 0,25%, además no distinguía entre el préstamo fijo o variable. Con el cambio de la nueva ley se ha reducido la comisión de tipo de interés variable y se ha aumentado drásticamente en las hipotecas a tipo de interés fijo, ¿de que manera?

  • Comisiones de cancelación tipo de interés variable: en este caso se ha fijado por ley la comisión máxima en 0,25% los tres primeros años, y a partir del 3 año, al 0%, es decir, en el año 4 no te cobrarán ninguna comisión ni por amortización total ni por amortización parcial.
  • Comisiones de cancelación tipo de interés fijo: por el contrario, en los préstamos fijo durante los primeros 10 años se cobrará un 2%, y a partir del año 11, 1,50%. Por lo que, en este apartado, si ha perjudicado al cliente o ha dejado a las entidades financieras con un mayor beneficio según lo trate cada banco.

Esto es como máximo, dejando a la entidad reducirla si lo considera conveniente pero, ¿que es lo que está ocurriendo en este momento? que las entidades financieras se ciñen a la nueva ley para las cancelaciones en la hipoteca fija, perjudicando al cliente drásticamente.

REPARTO DE GASTOS ESCRITURAS

En este punto el cliente ha salido reforzado en principio, obligando a que las entidades financieras se hagan cargo de la escritura de préstamo hipotecario de los siguientes gastos:

  • Notario
  • Registro
  • Gestoría
  • AJD (actos jurídicos documentados): impuesto

Aproximadamente es un ahorro de unos 2.000 – 3.000 € en los gastos de escrituración, que permite al cliente no tener que aportarlos en un inicio. A pesar de que parece un ahorro las entidades financieras lo han repercutido en los siguientes parámetros de la hipoteca:

  • Tipo de interés: aumentando su oferta en un 0,10 – 0,15% del tipo de interés nominal del préstamo o en su defecto durante los primeros años de hipoteca aplicar un interés mayor al resto de año.

Entendemos que con la oferta hipotecaria volverán a rebajar los tipos de interés pero hasta entonces este es el panorama que nos podemos encontrar de cara al próximo año.